Las algas en la piscina

983 34 25 99
Las algas en la piscina

Ahora que ha llegado el verano y ha comenzado la temporada de baño, como especialistas en el mantenimiento de jardines y piscinas en Valladolid, insistimos a nuestros clientes en la importancia de cuidar el agua para asegurar que no se estropea, y que podemos remojarnos sin ningún problema. Uno de los más habituales es la aparición de algas.

En realidad, la exposición del agua al sol y las altas temperaturas facilitan su proliferación. Los primeros síntomas los podemos encontrar en las zonas en sombra y en las pequeñas curvas o esquinas de la piscina (al juntarse la pared y el fondo). Son muchas las causas de su aparición, no se puede hablar de una sola.

La alcalinidad es una de las características que debemos vigilar, que esté entre 80 y 120 ppm. La alcalinidad permitirá que el pH actúe de forma correcta. Si no está en los niveles adecuados el nivel de pH fluctuará.

Por supuesto, el pH es el elemento indispensable para que el cloro haga su efecto y mantenga el agua en condiciones óptimas para el baño, eliminando las bacterias y los bichos que puedan aparecer. Debe mantenerse en un nivel de entre 7’2 y 7’6.

No te puedes olvidar la depuración del agua. En condiciones normales, tiene que estar funcionando un mínimo de 8 horas, y tendrán que aumentar en función de las temperaturas. En julio o agosto se recomienda aumentar a 9 o 10 horas. Pero si quieres evitar problemas te aconsejamos que hables con nuestros profesionales, con experiencia en mantenimiento de jardines y piscinas en Valladolid.

En

Jesús Jardinería y Limpiezas

tenemos más de 20 años de trayectoria. También realizamos trabajos de limpieza general, tanto en comunidades como en viviendas, naves industriales, locales, oficinas, etc.



haz clic para copiar mailmail copiado